“BARRAS BRAVAS” NUEVA MODALIDAD DE VIOLENCIA EN MONTERIA.

Violencia en Monteria por cuenta de las barras bravas

Por: Never Ruiz García

Luego de haber superado en parte, la época cruenta de violencia que vivió el departamento de Córdoba y la ciudad de Montería por cuenta de la guerrilla, inicialmente y después por el paramilitarismo, que tanto azotaron a esta región, ahora cuando creíamos que al fin viviríamos en paz, una nueva modalidad de violencia se cierne sobre la ciudad de Montería.

Esta violencia que ahora nos amenaza, no es de la guerrilla ni de los paramilitares, para desgracia nuestra, es proveniente de las mal llamadas “Barras Bravas” o mejor de desadaptados, que han creído que ser hincha de un equipo les confiere facultad o derecho para maltratar al hincha o aficionado de otro equipo. Bajo ese criterio, no podemos concebir al fútbol, ese fútbol que grandes pasiones produce en la sociedad y que se disfruta en familia entre la gente decente y normal, como la máxima expresión de la cultura de un pueblo.

gun-2334119_1920

Montería es un pueblo culto, amante de las buenas costumbres, conformado por personas pujantes, trabajadoras y por encima de todo humildes y respetuosas; no entendemos por qué en estos momentos se producen enfrentamientos a muerte entre los hinchas de los distintos equipos del rentado colombiano, es una moda nueva, eso no se veía en esta tierra, pero desde hace poco tiempo para acá, la violencia derivada del fútbol o mejor, de los desadaptados que se hacen llamar hinchas del fútbol, han sembrado la semilla de la violencia conexa al fútbol en esta tierra, logrando alcanzar ya grados alarmantes de crecimiento y desarrollo, lo que mucho daño le está haciendo a la sociedad y al país en general.

El día miércoles 12 de julio de 2017, cuando se realizaban las honras fúnebres de un hincha del Junior, natural de la ciudad de Montería, que lamentablemente encontró la muerte en la ciudad de Barranquilla cuando acompañaba al Junior en el partido frente a La Equidad, se produjo en el campo santo del cementerio del P-5 de la ciudad de Montería, una batalla campal en la cual los hinchas desadaptados de un equipo del rentado colombiano atacaron violentamente a la comitiva que conducía el féretro a su última morada, tan solo porque los acompañantes lucían camisetas del Junior.

Este acto que ha merecido el repudio de toda la ciudadanía monteriana, nos muestra el grado de descomposición al que han llegado algunas personas que habitan en montería, que no representan a la sociedad monteriana, que ni siquiera respetan la presencia de un cadáver, ni el dolor de una familia, ni el recinto de un campo santo, para atacar de forma violenta a estas personas que solo querían depositar en su morada a este difunto hincha del Junior; no había razón de ninguna clase para cometer estos actos de violencia, que ya son de gran preocupación.

Pedimos desde esta tribuna a toda la comunidad de Montería y especialmente a los fanáticos e hinchas de Junior, que no le hagan el juego a los violentos y desadaptados que toman el fútbol como una forma de violencia y no como la máxima expresión de la cultura de un pueblo; no les respondan ni los exacerben, porque son como fieras alienadas.

De igual manera pedimos a las autoridades locales ejercer el máximo control para evitar brotes de violencia el domingo 16 de julio, cuando el Junior se enfrenta en Montería al equipo local, Jaguares. Deseamos que los hinchas de Córdoba y Montería disfruten de un gran espectáculo, que con seguridad va a ofrecer el Junior de Barranquilla con sus estrellas en ese partido frente al equipo de Jaguares, que últimamente ha demostrado que es un gran equipo a pesar de lo joven. Aclaramos que la hinchada de Jaguares no tiene nada que ver en estos actos de violencia que estamos deplorando.

Será un gran espectáculo, porque Julio Avelino Comesaña, ese gran maestro del fútbol viene con todo y se encontrara con un jaguares bien plantado en la cancha como lo ha sabido ordenar su técnico Hubert Bodhert, como ya lo ha demostrado en ocasiones anteriores cuando lo clasificó a los octavos de final en el primer semestre de este año; Así las cosas deseamos que gane el que mejor juegue, el que mejor espectáculo brinde y el que más goles haga. Será un duelo de técnicos y de jugadores, donde las estrellas del junior trataran de ganarle a Jaguares en su patio con las buenas estrategias de Comesaña y Jaguares por su lado tratara de hacer respetar su patio consolidando sus figuras y ratificando la combatividad futbolística de su técnico Bodhert.

Finalmente exhortamos a todas las autoridades administrativas, policivas y judiciales de Montería y el departamento de Córdoba, a ejercer un control total y eficiente sobre estas “bandas bravas” o “bandas de desadaptados” del fútbol, para que no sigan empañando los espectáculos futbolísticos que se desarrollen en la capital cordobesa, donde las personas de bien de la sociedad cordobesa salen a esparcirse sanamente en compañía de su familia y de sus hijos menores de edad.